Paradojas gravitatorias

Si hay alguien que ayudó a entender la mecánica celeste y la lógica del movimiento de los astros, ése fue el gran Isaac Newton, el genio neurótico y estrafalario que se citará aquí repetidamente en sentido figurado. Y sin duda su experimento más conocido, aunque es posible que nunca ocurriera, fue aquella historia de la manzana, cuya caída se dice que le hizo pensar en la fuerza de la gravedad.

Si repetimos el experimento, sabemos de antemano lo que ocurrirá: Si soltamos una manzana ésta caerá hacia abajo, hacia el centro de la Tierra debido a la atracción gravitatoria. Lo contrario sería una paradoja.

Seguir leyendo