MARY SOMERVILLE La científica autodidacta que hizo fáciles las matemáticas (1780 -1872)

592px Thomas Phillips Mary Fairfax Mrs William Somerville 1780 1872. Writer on science Google Art Project
Mary Somerville supuso en la sociedad victoriana inglesa del siglo XIX un punto de inflexión para que las mujeres consiguieran acceso a la ciencia, actividad que hasta entonces estuvo restringida a los hombres.

Mary Somerville nació el 26 de Diciembre de 1780 en Escocia en una familia de alto nivel donde las mujeres eran educadas en costura, lecciones de piano y pintura, solo podían aspirar a ser perfectas esposas y madres, porque las reglas sociales de la época impedían totalmente el acceso de las mujeres a la universidad. Pasó su infancia en el campo, en contacto con la naturaleza y sin una formación básica, pero su inquietud por leer libros y el apoyo que recibió de un tío lejano para que aprendiese latín le dio una base muy importante que ampliaría su profesor de pintura con geometría y matemáticas

En 1804, con 24 años se casó, pero enviudó tres años después, siendo madre de dos hijos, y aunque su esposo no atendió sus inquietudes, le dejó una herencia que le permitió mayor libertad e independencia económica para ampliar sus estudios. Su primer reconocimiento fue ganar una medalla de plata tras resolver un problema sobre ecuaciones diofánticas en el Mathematical Repository que le procuró admiración y reconocimiento entre los colegas masculinos, pero lo que realmente le hizo ponerse a la cabeza fue traducir “la Mecánica Celeste” de Laplace, a la que añadiría una introducción personal titulada “Una disertación preliminar sobre el mecanismo de los Cielos”, con aclaraciones sobre la física y los desarrollos matemáticos necesarios para comprender la obra de Laplace y en esta introducción explicaba con gran sencillez toda una teoría imposible de entender para las mentes comunes. En definitiva, las hizo más legibles y las convirtió en libros muy vendidos en su época.

En 1812 se casó de nuevo con un primo lejano que la ayudó en su interés por la ciencia. La situación social de su nuevo esposo le permitió relacionarse con personajes como John y William Herschel, George Airy, George Peacock o Charles Babbage y grandes investigadores franceses como Biot, Arago, Poinsot, Laplace y Poisson. Entre 1832 y 1833 vivió en París, donde trabajó en su siguiente libro “La conexión de las ciencias físicas”. Su análisis de las perturbaciones de la órbita de Urano, es el origen de la investigación del astrónomo John Adams que condujo al descubrimiento de Neptuno en 1846. A partir de 1838, y por problemas de salud de su esposo, se fueron a vivir al sur de Italia buscando un clima mejor, allí publicó su tratado de Geografía Física y trabajos matemáticos que influyeron en el gran físico James Maxwell. Popularizó la astronomía y en 1835 fue admitida como miembro en la Real Sociedad Astronómica, junto a Caroline Herschel. Ambas fueron las primeras mujeres que tuvieron tal honor, y dirigió los pasos de Ada Lovelace, (hija de Lord Byron) pionera de la programación.
Murió a los 92 años, el 28 de Noviembre de 1872, tras recibir muchos premios y pertenecer a diversas academias y sociedades científicas de todo el mundo. Fue la primera firma en la petición que se llevó al Parlamento Británico para pedir el voto de la mujer. En su honor llevan su nombre el cráter Somerville en la Luna y el asteroide 5771.

Jesús Conde