Como comprar el primer telescopio

Lo menos importante es el aumento del telescopio. Una buena referencia del maximo aumento que podras obtener es de 50 aumentos por cada pulgada (25,4mm) de apertura de la lente principal (un telescopio de 8 cm dará un aumento máximo util de 150, o 150x). Por encima de este valor, la imagen comienza a aparecer difusa.

Lo más importante es la apertura o diámetro de la lente o espejo principal, ya que en la medida que éste sea mayor, mayor será la cantidad de luz que capta, permitiendo ver un mayor número de estrellas y objetos del "espacio profundo".

Básicamente son 3 los tipos de telescopios, a grandes rasgos:

- Newtonianos o reflectores: que usan un espejo cóncavo (de allí el nombre reflector) situado en la parte trasera del tubo. La luz se refleja en otro espejo inclinado a 45 grados, y es proyectada sobre el ocular.
- Refractores: Con una lente en la parte frontal (como un catalejo).
- Catadióptricos: Este telescopio combina lentes y espejos. Existen varios tipos como Schmidt-Cassegrain, Maksutov, etc.

Los Newtonianos o reflectores ofrecen mayor apertura (recuerda: diámetro de lente o espejo) por la misma cantidad de dinero. Un reflector de 100mm puede costar de 500 a 600 euros, mientras que un refractor del mismo diámetro está en 1200 euros o más. Estos últimos son preferidos por muchos aficionados que gustan de observar planetas, pues ofrecen imágenes mas definidas que los reflectores (al no existir obstruccion central). Para los que gustan de observar los objetos de "espacio profundo" son mejores los reflectores. Admiten relaciones focales mas luminosas, estando ademas libres de aberracion cromatica.

Como primera compra son igual de buenos un refractor de 90-100 mm (lente) o un reflector de 100 -110 mm (espejo), ambos de prestaciones similares y un precio de entre 500 y 700 euros.

La ventaja de telescopios de diámetros mayores es la cantidad de detalles que se puede apreciar con ellos, ademas de que podremos ver objetos mas debiles. Con un refractor de 60 mm se puede apreciar los cinturones de Júpiter. Con uno de 100 mm se puede ver la estructura interna de los cinturones y con uno de 200 mm detalles mucho mas específicos. Con uno de 100 mm un "cúmulo globular" se ve como una pequeña esfera difusa y con uno de 150 mm ya se ven las muchas estrellas que forman ese "cúmulo". Con uno de 100mm, una galaxia espiral se ve como un globo, con uno de 200 mm ya se ven los brazos de la espiral.

Todo lo dicho hasta ahora, puede llevarte a pensar que lo mejor es un telescopio lo mas grande posible. ¡Sin embargo -palabras de astrónomos con muchos años de experiencia- con un REFRACTOR de 80 mm uno tiene suficiente cosmos para ver y estar entretenido durante años!. Además, MUY IMPORTANTE es la portabilidad del telescopio, pues si como todos los ciudadanos debes salir de la ciudad para hacer las observaciones, el acarrearlo y armarlo puede convertirse en una molestia constante. El mejor telescopio no es el más grande o el de mejor óptica, sino aquel que vayas a usar mas a menudo sin inconvenientes.

La recomendación sobre los telescopios de mayor tamaño que guarden la condición de portabilidad es la siguiente:

- REFRACTOR: 120 mm
- REFLECTOR: 150 mm, montura ecuatorial.
- REFLECTOR: 250 mm, montura Dobson.
- CATADIÓPTRICO: 200 mm, pero estos sí que son caros.

¿Qué significa lo de la montura (trípode)?. Imagínate que estás con un catalejo de esos de los piratas. Para ver cualquier objeto en el cielo debes girar sobre ti mismo y luego elevar el catalejo hasta ver tu objetivo. Pues bien, eso es una montura dobsoniana o altacimutal. Un telescopio con ese tipo de montura es suficiente para la observación normal de uno u otro objeto.

Sin embargo la tierra gira y las estrellas, desde nuestro punto de vista, dan una vuelta completa sobre nosotros cada 24 horas. Cuando apuntas tu telescopio con una montura altacimutal, sobre todo si trabajas con grandes aumentos (sucede a partir de los 100 aumentos, imagínate que estás viendo sólo una estrella, pues las demás ya no estarán en tu campo de observación) a los pocos minutos ¡la estrella estará fuera del campo de vision!, y tendrás que enfocar nuevamente tu equipo. Esta situación se agrava si lo que quieres es tomar fotografías, que requieren de largos tiempos de exposición.

Aparece entonces la montura ecuatorial, en el cual (haz uso de tu imaginación) el pirata con su catalejo inclina su cuerpo de modo que el eje de su cuerpo está apuntando hacia el polo norte celestial. El pirata estaría vertical únicamente en el polo norte y en cualquier otro lugar de la tierra, tendría que inclinarse tanto grados como sea la latitud (norte o sur) del lugar en donde se encuentre. La ventaja de esta posición es que, al mantener el eje del cuerpo fijo en esa posición, los movimientos necesarios para hacer el seguimiento de una estrella serán solamente de rotación alrededor de ese eje. Bastará adosar un motorcito al telescopio, regulado de modo que gire una vuelta cada 24 horas (o sea, que "gire a la vez que el Cielo"), para no perder nunca de vista a tu objetivo. Podrás enfocar tu estrella, irte a tomar un café, regresar a los 10 minutos y allí estará. Sirve también para fotografía.

Conclusión, dependiendo del tipo de observación al que apuntes, por lo general una montura dobsoniana -altacimutal- es mejor para observar aquí o allá y una ecuatorial para observaciones más detalladas. Naturalmente la diferencia se refleja también en el precio.

    Por si acaso, los telescopios astronómicos por lo general presentan las imágenes invertidas (cuestión de óptica), debido a que ponerlas en su "verdadera" posición implicaría una lente más, quitándole fidelidad a la recepción de la imagen. ¡Por eso, si quieres ver paisajes, aves o chicas en la playa, mejor que uses binoculares!.

    Para una primera compra mi recomendación es:

      • Un reflector ecuatorial. Los reflectores de 15 cm o mayores son buenos. Precio a partir de 120.000 pts.
      • Un reflector Dobson de 15 cm. Los Meade o los Orion son buenos, a partir de las 70.000-80.000 pts.

      Por ultimo:

      • NO COMPRES UN TELESCOPIO DE PLASTICO, aun cuando el precio sea atractivo, luego no te servirá para nada.
      • LAS LENTES NUNCA DEBEN SER DE PLASTICO, pierden fidelidad, se rayan facilmente,....
      • EL TRÍPODE DEBE SER SÓLIDO, pues no hay peor cosa que un telescopio que vibre al menor movimiento.
      • OLVÍDATE DEL AUMENTO, muchos vendedores te dirán que un telescopio te ofrece 500 o más aumentos. No sirve de nada, lo que importa es el diámetro de la lente o espejo.
      • EL BUSCADOR (especie de pequeño catalejo adosado al telescopio que sirve para hacer una primera aproximación de tu objetivo y sin el cual seria muy difícil hacerlo por el poco campo visual que te ofrece el telescopio), debe tener un mínimo de apertura (diámetro) de 30mm, si es 50mm mejor, así tendrás un buen campo visual para capturar lo que deseas ver y luego afinar con el telescopio.
      • EL OCULAR, o elemento que amplifica la imagen captada por el lente o espejo principal hacia tu pupila debe tener como mínimo 1.25" de diámetro. Si es posible 2". Desecha los de 0.965"
      • Con estas condiciones, no esperes encontrar un buen telescopio, aun para principiantes, por menos de 300-400 euros.

      Traducido por Mikel Berrocal de "Buying Telescope FAQ"

      Las F.A.Q. (Frecuently Asked Question) es un tipo de documento muy extendido en Internet y como su nombre indica, responden a preguntas realizadas numerosas veces por gente que se inicia en las más diversas cuestiones, aficiones, etc.Por su interés he traducido esta donde se condensan unos simples pero efectivos consejos a la hora de comprar tu primer telescopio.