Las películas fotográficas de los astrónomos aficionados (historia)

 

 

Las mejores películas de 35 milímetros para disparar al cielo nocturno ya no son propiedad secreta de un grupo selecto. Se encuentran en la balda y en el frigorífico de cualquier tienda fotográfica local.

Las luces se apagan en la reunión semanal del club de astronomía. Un orgulloso miembro comienza a pasar las diapositivas de una reciente aparición cometaria o quizás algunas vistas de constelaciones bien fotografiadas. Momentos después, se oye una voz en la oscuridad: "¿ Qué película utilizaste?".

Era el secreto más codiciado de los fotógrafos astronómicos más avanzados. Sus muy admiradas imágenes celestes se tomaban con extrañas emulsiones conocidas por códigos críticos como SO 410 y 103 a-E, etc. y que se conseguían sólo por correo en rollos de 30 mts. de longitud. Aún más, estas películas eran reveladas con extrañas pociones como MWP-2 que se confeccionaban en los sótanos de las casas.

Hacia los años 80, los fotógrafos astronómicos se habían vuelto hacia los tanques de ensayo y "error" difundidas oralmente, solían someter sus películas al gas en un proceso llamado hipersensibilización.

Los tiempos han cambiado. Hoy, los que se inician en este campo no tiene por qué aprender las palabras mágicas extraídas de los libros de alquimia astronómica sólo para conseguir una buena foto de Nebulosas.

Las películas de una tienda de fotografía local, pueden igualar las emulsiones más codiciadas del pasado. Todo lo que hay que hacer es elegir la mejor de las buenas películas. La elección depende de a "lo" que se quiera disparar.

Exposiciones cortas y fáciles

Lunas sumamente nítidas. Contrariamente a la creencia popular, las películas rápidas no son siempre las mejores para la fotografía astronómica. Por ejemplo, la Luna es brillante y detallada. Para lograr disparos nítidos del disco entero mediante un telescopio con motor guía, sugiero una película ISO 100. Una película de esta velocidad en general requiere exposiciones inferiores a ½ segundo.

Para impresiones, casi cualquier película de velocidad 100 servirá. Agfacolor HDC100, Fuji Super G+ 100, Fuji Reala 100, Kodak Royal Gold 100, Konica VX100 son todas excelentes para disparar a la Luna o para fotografías del Sol con un filtro seguro y apropiado. Para diapositivas, recomiendo Ektachrome Elite II 100 de Kodak o Sensia II 100 de Fuji, ya probadas.

Para lograr una nitidez mayor, es preferible Fuji Velvia, una película ISO 50 de diapositivas o Kodak Ektchrome Elite II 50. Ambas han reemplazado con creces las mejores de grano fino, las películas de diapositivas Kodak Kodachrome 25 y 64.Para película de impresión ultranítida, prueba Agfacolor Ultra 50, Kodak Royal Gold 25 o Konica Impresa 50. Todas estas campeonas de baja velocidad tienen un grano casi microscópico y pueden resistir una ampliación de tamaño póster.

 Aproximaciones lunares y brillo terrestre. Los propietarios de telescopios pueden usar la proyección del ocular para hacer un zoom sobre sólo una pequeña porción de la Luna para conseguir aproximaciones a cráteres espectaculares. Las exposiciones con películas de velocidad 50 ó 100 pueden prolongarse hasta 5 ó 6 segundos. Sin embargo, la turbulencia de la atmósfera o las variaciones en la guía del telescopio hacen borrosa la imagen durante ese tiempo.

Asimismo se necesitan largas exposiciones para recoger la tenue luz del brillo terrestre sobre la cara oscura de la Luna. Con películas de velocidad 100, las exposiciones pueden durar más de un minuto a f/10. En ambos casos es bueno admitir algo más de grano y usar una película ISO 100 ó 400.

Como las exposiciones sólo duran segundos, la mayoría de las películas van igualmente bien aquí. Fuji Sensia II 200 y 400 Kodak Ektachrome Elite II 200 y 400 darán unas diapositivas soberbias siendo las de Ektachrome de un tono un poco más cálido (más amarillo). Como película de impresión recomiendo Super G+ 400 de Fuji - fácil de conseguir - no puede ser superada en nitidez y grano fino a esta velocidad.

Crepúsculos con colorido. El crepúsculo presenta muchas oportunidades para la fotografía astronómica: conjunciones de planetas, la Luna creciente y, por supuesto, los colores de arco iris del propio cielo. No se necesita telescopio ni sistemas de seguimiento, sólo un teleobjetivo corto de focal, normal, o lentes de ángulo amplio y una cámara montada en un trípode.Las películas lentas van mejor aquí por dos razones. Primera, un cielo suave y sin rasgos resalta el efecto multicolor de una película granulada más que cualquier otro objeto. Segunda, los vivos colores del crepúsculo se registran con una saturación más rica y profunda en las películas lentas. Por fortuna, las exposiciones no tienen por que durar más de unos pocos segundos, incluso con películas de velocidad 50 ó 100.

Luces de la aurora. Ahora entramos de lleno en el terreno de las películas rápidas. Todas las auroras salvo las más excepcionales requerirán al menos una película de velocidad 400 y un juego de lentes f/2 o f/2,8. Una película de velocidad más rápida 800 ó 1.600 ayudará a mantener exposiciones lo bastante cortas (6 a 8 segundos) como para congelar unas cortinas que se agitan rápidamente. Como películas de diapositiva recomiendo Fuji Provia 400 por su agradable reproducción verde cyan del color verde dominante de una aurora. En comparación, Ektachrome Elite II 400 de Kodak y Profesional Ektachrome 400x reproducen las auroras con sombras de un amarillo verdoso, menos atractivo.

Para papel sugiero Fuji Super G+ 800 o las películas ISO 400 o más rápidas profesionales de Kodak. Todas tienen un grano notablemente fino para su velocidad y van bien al recoger el espectro completo de los colores de las auroras, desde los rojos oscuros hasta los púrpura sutiles.

Fotos de constelaciones. Las películas rápidas pero de grano fino actuales nos abren a nuevas oportunidades de caza en el cielo nocturno. Hoy las películas pueden tomar retratos de la Vía Láctea sin ningún sistema de seguimiento, sólo una cámara con una buena lente a f/2,8 bien colocada en un trípode, se recogerán constelaciones con más estrellas que las que se pueden ver a simple vista.

Para empezar tu propia colección de constelaciones con diapositiva, una buena elección es Kodak Ektachrome P1.600, una película profesional diseñada para procesos de "empuje" ("empuje", se refiere al forzado de las películas en el proceso de revelado). Con revelado normal, P1.600 es una buena película de velocidad 400. En los "forzados a 800 y 1.600, el grano de la película aumenta pero todavía no es objetable. Algunos aficionados piden el "forzado" triple, hasta ISO 3.200, pero no esperes conseguir ampliaciones más allá de la corriente. Aún así, la Vía Láctea se registrará con belleza en exposiciones de 30 segundos con f/2,8.

Para papel una buena elección es Fuji Super G+ 800. Esta es probablemente la película de grano más fino de su clase.

Para los románticos del blanco y negro sugiero las Kodak T Max 400 y 3.200 con posibilidades de forzado la última hasta ISO 12.000, realizando el revelado con los productos específicos de la Firma.

Meteoritos y cometas. Los meteoritos son fugaces. Capturar incluso uno brillante durante los breves segundos en que es visible requiere una película rápida (y suerte). Hay que usar películas de sensibilidad 400 en adelante. Fuji Super G+ 800 es incluso mejor las de ISO 400.

Los cometas se mueven lentamente a través del cielo noche tras noche. Sin embargo, los cometas más brillantes a menudo se ven y se fotografían mejor sólo durante un breve intervalo tras la puesta de sol o antes de su salida. Incluso con un cometa brillante como Hale-Bopp, siempre es fundamental utilizar una película rápida, elevar el tiempo de exposición para recoger ambas colas, la blanca de polvo y la azul del gas.

Fuji Super G+ 800 para papel probó su valía con el cometa Hyakutake y Hale-Bopp. Además se obtuvieron unos resultados soberbios con la entonces nueva Ektapress Multispeed PJM-2 de Kodak. Para diapositivas se recomienda Ektachrome Elite II 400 o Ektachrome P1600 por su excelente sensibilidad al rojo.

Exposiciones exigentes y largas

Panorámicas de la Vía Láctea. Fotografía a caballo es la expresión para los disparos nocturnos tomados con una cámara montada, bien en la montura del telescopio o sobre otro tipo de monturas con seguimiento a motor. La cámara se mueve a la vez que el cielo contrarrestando el movimiento rotacional de la Tierra e impidiendo que las estrellas dejen traza en la película durante las exposiciones largas.

De excelentes resultados con películas de 35 milímetros para papel son las ISO 400 y aún más rápidas de Kodak y Fuji. Las películas Fuji NPH 400 y Kodak Royal Gold 400 dieron unos resultados aceptables. Pero con mucho, las mejores películas rápidas en papel para panorámicas de la Vía Láctea resultaron ser Fuji Super G+ 400 y Kodak Ektapress Multispeed PJM-2 ISO 640. Ambas dieron cielos neutros, estrellas muy pequeñas y montones de nebulosas rojas.

Dar a Multispeed como límite para registrar nebulosas rojas exposiciones de 12 minutos a f/2,8. Las nebulosas de emisión con Fuji Super G+ 400 registraron un rojo más pálido, pero esta película tiene un grano un poco más fino y una nitidez que no se ha visto superada en ninguna película rápida. Ambas películas de papel son las primeras elecciones para hacer fotografía en paralelo por lo que requiere, exposiciones no superiores a 15 ó 20 minutos.

Campos de estrellas con diapositivas y ¡SORPRESA! Una película popular para cielos neutros y sensibilidad al rojo es Kodak Ektachrome P1.600. Usarla sólo a ISO 400 para lograr un máximo detalle. Ektachrome Elite II 400 no es tan sensible al rojo pero es más fácil de encontrar en las tiendas. Las películas de diapositivas equivalentes de Fuji, incluyendo su ultrarrápida Provia 1.600, viran al verde en exposiciones largas y son casi ciegas a las nebulosas rojas.

Pero la mejor película para disparos en paralelo es una verdadera sorpresa. ¿Quién podría esperar que una película ISO 100 respondiera muy bien para capturar nebulosas tenues? Desafía todas las normas. Pero Ektachrome Elite II 100 de Kodak es soberbia. Por razones que se pierden en las fórmulas secretas de los fabricantes de películas, el film sufre poco por fallo de reciprocidad, un tratamiento que hace que la película pierda realmente su sensibilidad durante las exposiciones largas. Elite II 100 sigue funcionando mucho después de que las "liebres" más rápidas como Ektachrome 1.600 hayan dejado de impresionar más luz.

Esta película es también maravillosamente sensible al rojo. En 30 ó 40 minutos con f/2,8 las nebulosas rojas quedan registradas con una nitidez y una saturación que ninguna otra película de diapositiva es capaz de igualar. (Profesional Ektachrome 100SW de Kodak es casi tan buena, pero tiende a dar cielos verdosos). Como esta película requiere exposiciones largas, se necesita precisar el alineamiento polar y un dispositivo de seguimiento capaz de moverse con gran precisión, incluso cuando se utiliza con lentes de 50mm.

Esta película también se puede pedir al laboratorio el forzado a ISO 400. El grano aumenta, el contraste y la saturación también son aumentados dando como resultado una mejora para hacer visibles las nebulosas tenues y los oscuros alrededores de la Vía Láctea.

Maravillas del cielo profundo. Disparar a los cúmulos de estrellas, a las nebulosas y a las galaxias con telescopio es una de las formas más exigentes de la fotografía astronómica. He encontrado que las películas de diapositiva que funcionan bien a f/2.8 (como las Ektachromes) simplemente fenecen a razones focales de f/5 a f/10 y para los 30-90 minutos de exposición requeridos funcionan bien con objetos brillantes como la nebulosa de Orion, pero carecen de sensibilidad para los objetos tenues.

Las películas de papel se llevan la palma aquí pero sólo unas pocas selectas. Cuatro son las favoritas más usuales: dos de Kodak y dos de Fuji. Las películas de Fuji Super G+ 400 y Super G+ 800 dan resultados similares. Ambas mostraron una sensibilidad al rojo y una respuesta excelente al azul (importante al capturar las nebulosas de reflexión y las galaxias). La película de velocidad 800 tiene un ligero desplazamiento al azul. Durante exposiciones largas (más de 30 minutos) con f/4,5, se encontró una pequeña ventaja al utilizar Super G+ 800. Su prima más lenta parecía registrar lo mismo en el mismo tiempo.

Como buena película de Kodak, los fotógrafos astronómicos deben buscar la línea profesional de Kodak. Pro 400 PPF-2 y Ektapress Multispeed PJM-2 de Kodak se han hecho populares en los últimos meses. Multispeed presenta la mayor sensibilidad al rojo que cualquier película examinada aunque no era tan sensible al azul como las favoritas para cielo profundo de Fuji. Multispeed tiene una tasa ISO de 640 y en largas exposiciones resultó ligeramente más rápida que las otras películas ISO 400, con un tamaño de grano entre las películas ISO 400 y Super G+ 800. Además es muy nítida, con una resolución comparable a las películas de Fuji.

A finales de 1997 Kodak anunció que PJM-2 iba a ser reemplazada por dos nuevas películas Ektachrome PJ 400 y PJ 800. Las especificaciones de PJ 400 son casi idénticas a las de PJM-2 pero sólo la comprobación bajo un cielo nocturno dirá si actúa igual de bien.

Principiantes

Si se está buscando disparos con éxito de cielo profundo en las primeras salidas(¿y quién no?) la rapidísima Kodak Pro 1000 PMZ o Ektapress Plus 1600 PJC son probablemente las mejores elecciones. Registrarán los objetos en al menos la mitad del tiempo de exposición requerido por las otras películas elementales - con un fallo aceptable en cuanto al grano y a la nitidez. Una alternativa que puede ser más fácil de encontrar es Kodak Royal Gold 1000. Todas son buenas para fotografía con telescopios de f/8 a f/11. Usa estas películas para perfeccionar el enfoque y para practicar las técnicas de guía, después pásate a las películas de grano más fino cuando estés listo para conseguir las exposiciones más largas que requieren.

Velocidad de las películas

La velocidad de una película normalmente forma parte del nombre de su marca: Ektachrome 100, Sensia 200 o Super G+ 400, por ejemplo. La cifra de la velocidad se mide de acuerdo con criterios establecidos por la Organización Internacional de Medidas, por lo que una película se dice que es ISO 100 o ISO 400. Interpretar estos números es un conocimiento crucial para cualquier fotógrafo astronómico. He aquí en que consiste.

Cada vez que se duplica la velocidad ISO, se requiere la mitad del tiempo de exposición. Una película ISO 400 es dos veces más rápida que una ISO 200 y cuatro veces más que una ISO 100. Un objeto que requiera una exposición de 1 minuto con una película ISO 100 necesitará sólo ½ segundo con una ISO 200 y una velocidad más corta de sólo ¼ de segundo con una ISO 400. Cuanto más rápida sea la película, más corta será la exposición. Y para la mayoría de los objetos astronómicos una exposición más corta es mejor ya que reduce la borrosidad y las estelas causadas por una guía pobre, fallos en el seguimiento, la turbulencia atmosférica y cualquier otro tipo de fallos.

Pero siempre hay pegas con las marcas. Mientras que las películas ISO 400 y 800 actuales son mucho más nítidas que las de hace cinco años, las películas más lentas también han mejorado. Hay que probar los resultados.