Astrofotografía sin seguimiento I

La astrofotografía sin seguimiento es la forma más fácil y asequible de iniciarse en el mundo de la fotografía del firmamento. No siendo necesario utilizar telescopios, monturas motorizadas ni sistemas guía. Sólo con una cámara reflex, un trípode y un cable disparador conseguiremos captar estrellas invisibles al ojo humano, cometas, meteoros, etc. Lo único que necesitamos es, un poco de paciencia y un método de trabajo adecuado.

EQUIPO Y MATERIAL NECESARIO

Cámara reflex manual. Con modo de exposición "B" y orificio roscado para acoplar el cable disparador. Las cámaras con obturador electrónico no son aconsejables, debido al excesivo consumo de pilas que supone realizar una larga sesión de astrofotografía.

Objetivo estándar de 50 mm. Con abertura máxima (nº diafragma) a 1.8 o menor. Por el momento no utilizaremos objetivos de otras focales.

Cable disparador flexible. A ser posible de 50 cm. de longitud.

Trípode fotográfico. Tiene que ser robusto y estable, con cabezal articulado para facilitar la orientación de la cámara y columna central, que nos permita variar la altura del cabezal sin tener que modificar la posición de las patas.

Parasol. Impide la incidencia de luces parásitas (faros de coche, linterna, etc.) en el objetivo, además de proteger la lente del rocío.

Película de alta sensibilidad (800-1600 ASA). Algunas películas aconsejables son: FUJICHROME P1600 y KODAK EKTACHROME P800/ 1600 para diapositiva. FUJI SUPER HG 800, FUJI 1600, KODAK EKTAR 1000 y KODAK EKTAPRESS 1600 para copias en papel.

CONSEJOS ÚTILES

- El factor viento es muy negativo para la astrofotografía. Si sopla de forma moderadamente apreciable, es mejor no intentar hacer fotos.

- A pesar de utilizar el cable disparador para evitar movimientos bruscos de la cámara, la elevación del espejo también produce pequeñas vibraciones que pueden afectar a la imagen. Para evitarlas usaremos el método de ocultación manual del objetivo: colocamos un trozo de cartulina negra delante del objetivo (sin tocarlo) el cual retiraremos una vez apretado y retenido el cable disparador. Al final de la exposición, debemos realizar la misma operación antes de desbloquear el cable para cerrar el obturador.

- Escoger un emplazamiento con la mayor oscuridad posible, lejos de la contaminación luminosa de las ciudades y pueblos.

FICHA DE REGISTROS FOTOGRÁFICOS

Hay que acostumbrarse a anotar todos los datos que nos puedan servir para crear un historial completo de cada fotograma. Además es una excelente forma de ir aprendiendo y mejorando en el terreno de la fotografía astronómica.

Los datos más importantes son:

  • Nº de orden ascendente del fotograma realizado.
  • Objeto o tema fotografiado.
  • Fecha y hora en tiempo Universal.
  • Lugar desde donde se realiza la fotografía.
  • Cámara y objetivo empleados.
  • Focal y nº de diafragma del objetivo.
  • Película (marca y sensibilidad).
  • Tiempo de exposición.

Otros datos interesantes pueden ser: condiciones atmosféricas, contaminación luminosa, etc.

ENFOQUE DE LA IMAGEN

Debemos enfocar la imagen con la mayor precisión posible, siempre hacia el infinito (¥ en el mando de enfoque). Pero hay que tener cuidado, algunos objetivos dicha precisión no se encuentra exactamente en el ¥ , sino un poquito antes.

TIEMPOS DE EXPOSICIÓN

Para que las estrellas aparezcan puntuales en la imagen debemos limitar la exposición a los siguientes tiempos (en segundos):

Campo
Fotografiado

Declinación

Tiempo
Exp.

Próximo al Ecuador

-30º a +30º

8-10 s.

Próximo al Polo Norte

+60º a +90º

20-25 s.

Zona intermedia

+30º a +60º

10-15 s.

Estos tiempos están calculados para el objetivo estándar de 50 mm. Pueden variar según el tipo de fotografía que queramos realizar.

OBJETOS Y TEMAS QUE PODEMOS FOTOGRAFIAR

Las constelaciones.

La fotografía de las diferentes constelaciones nos permitirá realizar un catálogo fotográfico del firmamento, a la vez que nos ayuda a conocer mejor las divisiones del cielo y las estrellas que lo componen.

Necesitaremos hacer más de una foto para captar en su totalidad a las constelaciones más grandes, como: el Dragón, la Osa Mayor, Lince, Hércules, etc.

El diafragma debe estar abierto al máximo.

Los tiempos de exposición serán los anteriormente citados.

El mejor momento de captar a la constelación es cuando se encuentra en el punto más alto de su trayectoria sobre la bóveda celeste.

Rastros estelares.

Fotografiar los rastros es una forma sencilla de experimentar el movimiento de la rotación terrestre. El campo a fotografiar debe de estar centrado en el polo N. celeste. Los tiempos de exposición pueden ser de varios minutos. Si cerramos el diafragma uno o dos puntos, podemos alcanzar los 30 ó 40 minutos.

Podemos incluir en la imagen elementos del paisaje (árboles, montañas, etc.), dirigiendo la cámara hacia el Sur, el Este o el Oeste.

El color de las estrellas.

Con el diafragma abierto al máximo, desenfocar un poco las estrellas y utilizar los tiempos de exposición máximos para captar estrellas puntuales.

Con este método podemos identificar los diferentes tipos espectrales de las estrellas de forma aproximada.

Conjunciones planetarias.

Fotografiar la luna y los planetas individualmente con un objetivo de 50 mm. no tiene mucho interés. Lo mejor es esperar el momento en que varios de estos cuerpos estén cercanos entre sí, lo suficiente para encuadrarlos con nuestra cámara.

Diafragma abierto al máximo.

Tiempos de exposición entre 2 y 10 segundos, excepto cuando la Luna forme parte de la conjunción. Entonces la exposición no debe sobrepasar los 4 segundos.

Cometas.

Sólo podremos fotografiar los más grandes y brillantes como los recientemente famosos Hyakutake y Hale-Bopp.

Diafragma abierto al máximo.

Tiempos de exposición ente 1 y 2 minutos. No importa que las estrellas aparezcan como pequeños trazos. A cambio conseguiremos captar las colas de gas y polvo del cometa.

Meteoros.

La mejor época para intentar "cazar" meteoros (estrellas fugaces) es en los días que se produce el máximo de las lluvias más importantes (Perseidas, Leónidas, etc.).

Debemos colocar la cámara de forma que el lado mayor del negativo quede paralelo al horizonte. Apuntar la cámara a una zona del cielo que diste 40º ó 45º del radiante. Es decir, ligeramente a un lado del radiante. Con el diafragma abierto al máximo, efectuar varias exposiciones de 5 a 10 minutos (según las condiciones del cielo). Si el cielo no es muy oscuro o el campo encuadrado está cerca del horizonte emplear tiempos de 3 a 5 minutos.

REVELADO DE LOS NEGATIVOS

En primer lugar recordar que las películas tienen una fecha de caducidad que no conviene sobrepasar. Una vez terminado el carrete, éste debe ser revelado lo antes posible para evitar el deterioro de las imágenes.

Cuando entreguemos el carrete al laboratorio, indicar a la persona responsable del proceso el tipo de fotografía realizada, especificar que se trata de fotos del cielo nocturno.

Es conveniente realizar una primera fotografía de tipo convencional que sirva como guía a la hora de cortar los negativos o las diapositivas.

En mi experiencia personal he utilizado diapositivas y negativos en color. Los mejores resultados los he obtenido con las diapositivas ya que es difícil conseguir copias en papel que den el resultado esperado.

Espero que lo aquí expuesto anime a los aficionados que todavía no conocen el mundo de la astrofotografía, a introducirse en este maravilloso campo de la Astronomía amateur. Asimismo os animo a que compartáis vuestro trabajo con otros compañeros de afición y enviéis alguna fotografía a revistas como T. de Astronomía o Universo para que sea publicada. No sólo publican trabajos de grandes observatorios y experimentados amateurs.