METEOROS: LEÓNIDAS

Eduardo Rodríguez Ortolaiz

Las Leónidas es una de las principales lluvias de meteoros que se producen anualmente. Su actividad suele durar desde finales de Octubre a finales de Noviembre, siendo el máximo de la lluvia alrededor del 17-18 de Noviembre.

Normalmente la actividad media de las Leónidas es moderada presentando una THZ(l) de 10-20 meteoros/hora. Pero aproximadamente cada 33 años la Tierra atraviesa la zona más densa del enjambre meteórico produciéndose incrementos de actividad considerable, incluso llegando a niveles de tormenta como la observada en EE.UU. en 1966 con THZs entre l5.000 y 150.000 meteoros/hora (según diferentes informes).

Aunque dichas tormentas no son fáciles de predecir con exactitud, el incremento de la actividad observado en los arios 94, 96 y 97 junto con el regreso del cometa P/TEMPEL-TUTTLE (progenitor del enjambre) en l998, hacen que la probabilidad de que se produzca una tormenta en 1998 o l999 sea bastante elevada. Todo dependerá de la geometría del contacto entre nuestro planeta y el tubo más denso del enjambre meteórico. Las THZs predichas por los expertos van desde los 5.000 a los l00.000 meteoros/hora para este año.

En 1998 el máximo de las Leónidas va a ser más favorable para los observadores del continente asiático, entre las 17 y las 2l horas TU del 17 de Noviembre. Según los datos anteriores es posible que desde nuestras latitudes no podamos observar una tormenta de meteoros, pero no debemos perder la oportunidad de ver una lluvia de "estrellas fugaces" muy superior a lo normal, incluyendo los impresionantes bólidos que suele producir el enjambre de las Leónidas.

OBSERVACION VISUAL

El lugar elegido para realizar satisfactoriamente nuestra observación deberá estar lo más alejado posible de la contaminación lumínica de las ciudades y pueblos, con el horizonte lo más despejado posible (árboles cercanos, montes elevados, etc.).Es muy importante llevar ropa de abrigo: gorro o pasamontañas, botas, guantes, etc. Para no utilizar posturas forzadas que nos provoquen un cansancio prematuro, es aconsejable utilizar una silla o hamaca de playa con el respaldo regulable. Una vez situados cómodamente debemos dirigir nuestra vista a una posición situada a 40-50 en acimut del radiante, situado en la constelación de LEO bajo la cabeza, y a una altura sobre el horizonte de unos 50.

OBSERVACION FOTOGRAFICA

Si lo que queremos es "cazar" algunos meteoros con nuestra cámara el lugar elegido no debe ser frecuentado por "curiosos" que nos puedan molestar con sus coches y linternas. Para la ocasión podemos utilizar un objetivo estándar de 50 mm o un gran angular. Colocaremos la cámara sobre un trípode robusto y estable de forma que el lado más grande del campo cubierto por el negativo esté paralelo al horizonte. El acimut de la cámara se situará a 45-50Q del acimut del radiante y la altura de la cámara sobre el horizonte será la siguiente:

ALT. Radiante

ALT.Cámara

20

80

40

70

50

65

60

60

70

55

80

50

90

45

 

Las mejores películas para fotografiar meteoros son las de alta o muy alta sensibilidad; entre l000-3200 ASA para cielos muy oscuros y 400-800 ASA para zonas con alguna contaminación lumínica cercana. Los tiempos de exposición adecuados pueden calcularse mediante la siguiente fórmula:

Tlím.= e^(3,5 x Ln(N) + MALE - 1n) (ASA)
N: n de diafragma del objetivo,
MALE: Magnitud límite que observamos a simple vista,
ASA: Sensibilidad de la película.

Es muy importante no excederse en los tiempos de exposición ya que pueden desaparecer de la imagen los trazos de los meteoros más débiles. No hay que olvidar anotar la hora del comienzo y final de cada exposición así como otros datos de interés.

Y EN 1999?

El próximo año el máximo va a favorecer a los observadores europeos pero seguramente la actividad del enjambre no sea tan alta como la prevista para el 98.

Para finalizar, animo a todos los aficionados a que el 17 de Noviembre salgan a observar las Leónidas al menos las primeras horas de la noche (sí, ya sé que es martes y que al día siguiente hay que madrugar para ir al trabajo o al cole). Quien sabe, igual las predicciones de los expertos fallan un poquito y podemos disfrutar un gran espectáculo de "fuegos artificiales" astronómicos. Además es posible que, debido a perturbaciones que va a producir Júpiter sobre el TEMPEL-TUTTLE y el filamento más denso del enjambre, no podamos ver tormentas de las Leónidas durante casi un siglo.

(1) THZ: Tasa horaria cenital. Número de meteoros que un observador experto vería en una hora con el radiante situado en el cenit, una magnitud límite visual de +6,5 y un campo de visión sin obstáculos.

Referencias:

TRIGO, J. M. Meteoros: Fragmentos de Cometas y Asteroides, Equipo Sirius, Madrid l996.
TRIGO. J. M. Leónidas l997! Impresionantes., T. Astronomía, Feb.98, pp.58-65.
KIDGER, M. Las Leónidas 1996. El Gran estallido..., T. Astronomía, Feb.97, pp.14-19.